Gerda Taro

Ellas también viajan

Cuando se habla de la historia de los viajes alrededor del mundo suele nombrarse a Heródoto, a Marco Polo, a Ibn Battuta y a tantos otros hombres que han llegado a tierras lejanas y se han arriesgado a contar sus experiencias. Sin embargo, a las mujeres no se les nombra. Aparecen a veces como parte del paisaje de aquellas tierras colonizadas pero nunca son protagonistas.  Al indagar un poco, es posible descubrir que han sido numerosas las mujeres que, al igual que los hombres, se han sentido atraídas por la aventura y los riesgos. Ellas se han revelado a las costumbres de su tiempo —estar en casa y cuidar de los hijos— para salir y explorar el mundo que no tiene fronteras físicas sino mentales. Con esto, ellas demostraron que también eran capaces de enfrentarse al peligro y sobreponerse a la adversidad. Mientras vivieron no fueron escuchadas y sus historias quedaron olvidadas por un tiempo. No obstante, con el paso de los años, sus hazañas han sido recuperadas y su importancia ha sido reconocida.

Aquí se presenta un mapa con veinte historias de mujeres que decidieron alejarse de su rutina y se embarcaron en aventuras que las transformaron y las hicieron pensar que su destino podría cambiar. Ellas creyeron en sí mismas y se convirtieron en heroínas de sus propias historias. Los siglos XIX y XX fueron testigos de estas empresas femeninas que dieron cabida a un capítulo muy interesante en la historia de los viajes. Ellas son ejemplos de tenacidad, de esfuerzo y de coraje. Sus experiencias inspiran a otras mujeres a seguir explorando esos lugares poco recorridos y a no darse por vencidas cuando pareciera que todo se pone en contra de lo planeado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*