Orgullo friki 4_Glenfinnan_Viaduct

¡Accio Saeta de Fuego!

“Juro solemnemente que mis intenciones no son buenas”

 

Con motivo del Día del Orgullo Friki ─que desde 2006 se celebra cada 25 de mayo─, hemos querido escribir un texto para ti, que eres un no-muggle. Si recibiste tu carta con 11 años, ¡felicidades! Eres la envidia de toda una generación. Si por el contrario estas convencido de que Errol la extravió ─y que algún día vendrá Hagrid a buscarte─, ánimo, no eres el único que no ha perdido la esperanza.

Orgullo friki 2_ Saeta de fuego
Exposición de los últimos modelos de escoba: Nimbus 2000, Nimbus 2001 y Saeta de Fuego

Dentro del mundo mágico es de suma importancia mantenerse oculto de las miradas indiscretas de los muggles, por eso uno de los temas más peliagudos es el de viajar. Los magos no utilizan coches comunes ni aviones. A veces tienen una concepción del viaje más romántica ─como llegar a la escuela en tren, con el Hogwarts Express─, y otras, mucho más práctica. De uso común por todos los magos es, por ejemplo, la Red de Polvos Flu, las escobas y las apariciones; pero cada una tiene sus inconvenientes. Para usar los polvos debes tener una chimenea ─tanto en el lugar de origen como en el de destino─ y muy claro a dónde quieres ir, pues si pronuncias mal el nombre del lugar puedes acabar en la otra punta del mundo. Es más fácil entender el funcionamiento de la escoba voladora, y hay una gran cantidad de modelos entre los que elegir, que se adaptan a todo tipo de necesidades y precios; pero, por el contrario, son más incómodas y poco recomendables para los viajes largos, pues no protegen de las inclemencias del tiempo. Por último, las apariciones parecen el método de viaje más cómodo y seguro: unos segundos de concentración, un pequeño chasquido y apareces donde quieras. Siempre y cuando, claro, seas mayor de edad, hayas pasado el examen, no estés dentro de –o intentando entrar a─ un lugar protegido y confíes lo suficiente en ti mismo como para no temer sufrir una despartición. Este grave accidente, que puede llegar a ocasionar la muerte, puede ocurrir por distintos motivos, pero el más común es la inexperiencia del mago o un uso indebido de la magia cuando no se está en condiciones para utilizarla; y puede acabar con la mitad superior del cuerpo en un lugar y las piernas correteando a kilómetros de distancia. Durante la aparición, el mago puede llevar consigo a una o dos personas ─aunque estas no sepan aparecerse─, pero requiere una gran pericia. También cabe advertir a los más aprensivos que, durante los segundos que dure el viaje, sentirán que caen dentro de un vórtice de luces y sonidos. Es el precio que hay que pagar por lo que los muggles llamarían “teletransportarse”.

Orgullo friki 4_Glenfinnan_Viaduct
Hogwarts Express en el trayecto hacia el castillo

Algunos medios de transporte son colectivos y públicos, como el antes citado Hogwarts Express, que lleva y trae a los jóvenes estudiantes de magia desde el andén 9 y ¾ de King’s Cross (Londres, Reino Unido), hasta la estación de Hogsmeade. Para los magos adultos que necesiten moverse con urgencia y sigilo por la ciudad está el Autobús Noctámbulo; si lo necesitas, acércate a una calle poco transitada con tu maleta, levanta tu varita, espera unos segundos y verás asomarse por la esquina a un gran autobús de tres plantas. Aunque ni su aspecto interior ni sus trabajadores dan mucha seguridad, este autobús nunca ha tenido un accidente, pues los objetos muggles se apartan para dejarle paso y el vehículo es capaz de transformarse para pasar por callejones estrechos o entre varios coches. Estas características, junto a su invisibilidad a ojo de los no magos, lo convierten en una opción muy buena, aunque no la más cómoda, pues da muchos giros y frenazos bruscos.

Orgullo friki 5
Ford Anglia volador de la familia Wesley

Existen registros de algunos vehículos muggles transformados mediante magia para darles un uso similar al del autobús, por ejemplo la moto voladora de Hagrid –el simpático guardabosques de Hogwarts─ o el Ford Anglia de la familia Weasley. El primer caso se trata de una moto con sidecar muy ruidosa, por lo que exige despegar y aterrizar lejos de poblaciones muggles y volar muy alto para evitar las miradas. El Ford Anglia de los Weasley, también volador, posee un sistema de invisibilidad para no llamar la atención. Sin embargo no recomendamos estas formas de viaje, pues son máquinas viejas que tienden a fallar y, al no estar reguladas, puedes meterte en un gran problema si te pillan utilizándolas. Los que sí están regulados son los medios de transporte privados de las escuelas de magia, como el carruaje tirado por caballos abraxan, gigantes y alados, de la Academia de Magia Beauxbatons, o el barco transformable del Instituto Durmstrang. Pero los caballos abraxan no son los únicos animales del mundo mágico que sirven de transporte. Los thestral, unos esqueléticos caballos con alas de murciélago, son utilizados en el Escuela Hogwarts de Magia y Hechicería para tirar de los carruajes que llevan al alumnado de la estación de tren al castillo. Son invisibles para aquellas personas que no han visto morir a alguien, por eso suelen ser tomados como un mal augurio. Esto, sin embargo, es infundado, ya que una vez domesticados son animales muy diligentes y dignos de confianza. Además, son muy rápidos y nunca se pierden o desorientan, pero dada su escasez y su clasificación como criaturas peligrosas, no pueden ser criados sin una aprobación expresa del Gobierno.

Orgullo friki 1
Figura representativa de un thestral con su cría

Los magos llevan décadas ocultándose de los muggles, y esto ha condicionado la elección de artilugios dotados de magia que les permitían viajar. Más allá de las escobas, que a nadie le sorprendería ver en una casa, el Ministerio de Magia creó los trasladores, objetos comunes y vulgares que no llaman la atención –como una bota vieja o una lata─, pero que en el momento preciso para el que han sido hechizados aparecen en el lugar señalado, llevando consigo a toda persona que lo estuviese tocando en ese momento. Resultan muy útiles para trasladar a un gran número de individuos con problemas para aparecerse –por conocimientos, destreza o edad─, y hacerlo de forma ordenada. Existe otra forma de aparecerse sin ser capaz de hacerlo uno mismo, y es utilizar un armario evanescente. Hoy en día están en desuso y quedan pocos ejemplares, pero a finales del siglo pasado se utilizaban como salida de emergencia en muchas casas. Su funcionamiento es sencillo: un armario estaba en el domicilio habitual, y el armario gemelo en algún lugar lejano y seguro, como la casa de un familiar o amigo. Así, si había algún problema la familia se metía en el armario y segundos después se encontraba a salvo.

Una última forma de aparecerse, en caso de necesidad extrema, es con algún ser mágico que tenga esa capacidad, como los elfos domésticos que, además son capaces de esquivar muchas de las barreras mágicas impuestas por los humanos. La mayoría de los magos son reacios a ello por considerar humillante que una criatura que históricamente ha sido un siervo haga por ellos una magia de la que no son capaces. En esta redacción somos partidarios de la P.E.D.D.O. (Plataforma Élfica de Defensa de los Derechos Obreros), por lo cual instamos a nuestros lectores a dejar de lado los prejuicios y cooperar entre las distintas razas mágicas por un bien común. Hay otras criaturas mágicas no domesticadas por los humanos que en ocasiones pueden servir de medio de transporte, como los hipogrifos o los dragones, pero dada su condición salvaje y su temperamento, son altamente desaconsejables. Muy pocas personas han conseguido mantener una relación estable con ellos, y ni siquiera en ese caso es seguro montarlos.

Orgullo friki_Dobby
Dobby, el elfo doméstico precursor de la aparición elfo-humano conjunta

Esperamos que con toda esta información y consejos acertéis a elegir como moveros hoy por el mundo… ¡y cuidado con que no os vean los muggles!

“¡Travesura realizada!”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*